• Magret de pato con quinoa y frutos secos

Magret de pato con quinoa y frutos secos

El magret de pato puede ser una excelente opción para variar de los tradicionales platos navideños. Es una carne muy sabrosa que se cocina fácilmente. Acompañado con esta guarnición de quinoa y frutos secos, hará un plato perfecto para las celebraciones.

ingredientes (para 6 personas)

  • 3 MAGRET DE PATO
  • QUINOA COCIDA
  • FRUTOS SECOS (pasas, orejones, almendras, ciruelas secas)

preparación

  1. Retirar el magret de pato de la nevera 1 hora antes de cocinar para que se atempere
  2. Quitamos las partes de grasa sobrantes
  3. Con un cuchillo realizamos unos cortes en diagonal no muy profundos (en el lado de la grasa) en ambos sentidos
  4. Salpimentamos el magret
  5. Ponemos la sartén a fuego medio fuerte y cuando esté muy caliente y sin echar aceite, ponemos el magret de pato con la piel hacia abajo
  6. En unos segundos se fundirá parte de la grasa que hará que el magret no se pegue a la sartén
  7. Si hay un exceso de grasa en la sartén, retiramos con una cuchara
  8. Esperamos unos minutos controlando que la grasa del magret coja un color dorado y la piel quede crujiente (unos 5 minutos)
  9. Damos la vuelta al magret y dejamos que se cocine por el otro lado (unos 4 minutos) y por los laterales
  10. Volvemos a cocinarlo un par de minutos más por el lado de la grasa
  11. Retiramos de la sartén y dejamos reposar antes de cortar
  12. Cortamos en piezas de 1´5 cm de grosor
  13. El tiempo de cocinado dependerá del grosor de la pieza y de cómo nos guste la carne
  14. Acompañamos con la quinoa que habremos cocido previamente y le añadiremos sal y frutos secos cortados (pasas, orejones, ciruelas secas, almendras en trocitos)
Logo

No hay comentarios

Cristina Ferrer, come bien todos los días