• Tomate feta

Galette rústica de tomate y queso feta. Rico, rico…

Esta galette de tomate y queso feta será una de las recetas estrella del verano

¡Palabrita! Y es que a quién no le gusta la combinación de tomate y queso. Esta receta es genial para no complicarte mucho y quedar de cine (esas recetas son las que me encantan 😉 Siempre apaña una comida rápida, un picnic o una cena con amigos. Masa crujiente, relleno jugoso, mucho sabor lo que es siempre un éxito seguro.

Las galettes

Este plato francés es una forma muy práctica de improvisar una receta y sólo tenemos que improvisar con lo tengamos por la despensa. Nos hace falta una pasta brisa (o masa quebrada) y un relleno rico. La masa no es difícil de hacer con la Thermomix u otro robot de cocina y además es mucho más sana. Pero a veces nos es imposible llegar a todo y entonces podemos comprarla comprada, no pasa nada. Simplemente tenemos que asegurarnos que en el horno queda crujiente, sobre todo por debajo, para dar consistencia a la galette.

El tomate

Tan veraniego y tan apetecible siempre. Esta receta realza mucho su sabor combinado con el queso feta, chalota, tomillo y albahaca. ¡Puro placer! En poco más de media hora la tienes hecha y ya verás lo que va a gustar a todos! Rica, sana, ligera… vamos, que no va a sobrar nada!!!

 

Disfruta de platos veraniegos y deliciosos sin complicarte la vida

Logo

Galette rústica de tomate y queso feta

Preparación: 10 mins
Cocinado: 40 mins
Personas: 4

Ingredientes

  • 1 masa brisa o pasta quebrada
  • 3 tomates grandes
  • 2 chalotas
  • Queso feta
  • Albahaca fresca
  • Tomillo fresco
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 200º
  2. Picar la chalota muy finita
  3. Extender la masa y distribuir la chalota picada, el queso feta desmenuzado, la sal, la pimienta, la albahaca y el tomillo por la masa exceptuando los bordes
  4. Cortar los tomates en rodajas finitas
  5. Colocar el tomate por encima del queso y de las hierbas
  6. Con cuidado, doblar los bordes de la masa cubriendo una pequeña parte del tomate. Añadir más tomillo y albahaca.
  7. Hornear unos 40 minutos en el centro del horno o hasta que la masa esté hecha, vigilando que la parte de abajo no quede blanda

Notas

Dejar que se enfríe ligeramente antes de comerla para disfrutar plenamente de su sabor

4 Comentarios

Cristina Ferrer, come bien todos los días