• Galette cebolla calabaza gorgonzola

Galette de cebolla caramelizada, gorgonzola y calabaza

Me encanta esta galette para una cena de viernes o una comida improvisada con amigos 

Este tipo de tartas saladas son super apañadas para una cena express o una comida más mona si invitamos a amigos, siempre gustan!

Os he contado muchas veces que el año pasado estuve haciendo un curso en la Escuela de Cocina Telva. Me encantó, aprendí un montón y lo pasé de maravilla. Muy recomendable! Aquí aprendí esta receta. En la escuela lo hicimos todo casero. Desde la masa brisa a la cebolla caramelizada. De lujo.

Pero yo de diario soy más express. Así que os daré las claves para hacerla con algunas cosas compradas que apañan bien.

Combinación de sabores en nuestra galette

Estas galettes pueden prepararse de mil combinaciones, pero ésta me gusta especialmente, el dulzor de la calabaza combinado con el queso gorgonzola… y el toque de salvia que le va genial. No es demasiado fácil de encontrar pero cada vez hay en más supermercados una buena selección de hierbas frescas. Me encanta el toque que le dan a los platos.

Necesitaremos una base de pasta brisa o masa quebrada ( si la hacéis casera mejor, en la thermomix queda muy bien). Además un bote de cebolla caramelizada ( podéis hacerla casera también en la thermomix o a mano).Un poco de calabaza, que herviremos previamente. Queso Gorgonzola (es parecido al queso azul) y salvia.

Sobre la base de la pasta pondremos una fina capa de cebolla caramelizada, la calabaza hervida en cubitos, el queso gorgonzola y unas hojas de salvia. Cerraremos los bordes hacia arriba al estilo rústico y al horno.

Ya veréis que delicia!!

P.d. Os propongo crear vuestras propias galette haciendo combinaciones de sabores! Mozzarella, tomate y albahaca, queso manchego y pera, gambas y champiñones. esto es cuestión de imaginación. Pero siempre suelen ser un éxito!

Logo

Galette de cebolla caramelizada, gorgonzola y calabaza

Preparación: 15 mins
Cocinado: 30 mins
Personas: 4

Ingredientes

  • 1 base de pasta brisa o quebrada
  • Cebolla caramelizada
  • 450 gr de calabaza en cubitos
  • 150 gr gorgonzola
  • Hojas de salvia
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 180º/200º
  2. Hervir la calabaza en cubitos unos 5 minutos.Escurrir. Reservar.
  3. Extender la masa y cubrir con una capa fina de cebolla caramelizada dejando unos 5 cm libres por el borde.
  4. Añadir la calabaza hervida, el queso desmenuzado y las hojas de salvia. Salpimentar y añadir las hojas de salvia.
  5. Hornear unos 25 minutos o hasta que la masa esté dorada..

2 Comentarios

  • comment-avatar
    María Eugenia
    4 de mayo, 2018

    hola Cristina,
    me animé anoche con esta receta y nos encantó¡¡¡ Gracias por ayudarnos…… a mí sobre todo me esta viniendo fenomenal ya que soy una negada para la cocina, y con el poco tiempo que tengo…me obligo por los niños¡¡¡ Gracias mil, al final me gustará y todo la cocina jeje

    • comment-avatar
      cristina
      9 de mayo, 2018

      Qué bien! Cuánto me alegro! Si es que es ponerse y poco a poco te picará el gusanillo, ya verás!!!

Cristina Ferrer, come bien todos los días