• Curry verde espinacas garbanzos

Curry verde con espinacas y garbanzos para el invierno

Me encanta el curry, en todas sus versiones. Es una receta muy fácil, versátil y deliciosa. Además es perfecta como aprovechamiento ya que puedes utilizar cualquier verdura que tengas en la nevera.

El otro día quedé a tomar un café con Marta, la creadora de los preciosos bañadores Drops by Mum. Mientras me enseñaba la primicia de su nueva colección, me comentó lo mucho que le gustaba mi receta de curry. Ella hace su versión con espinacas y me ha apetecido prepararlo hoy que tenía unas en mi nevera.

Curry como receta de aprovechamiento

Hoy he optado por uno verde, que me encanta. Es más suave que el rojo y aporta mucho sabor, sin un excesivo picante.  Es perfecto para aprovechar verduras que tengas porque queda genial con todas. Hoy he probado un nuevo truco para hacer que quede más rico y cremoso. Además de la leche de coco, que siempre aporta cremosidad, he aludido un bote de garbanzos triturados. La salsa queda espesa y deliciosa y seguro que te va a encantar.

Lo ideal es servirlo con cilantro, cacahuetes tostados y lima. Es el complemento ideal, todos los sabores combinan perfecto y el plato es riquísimo. Yo suelo acompañarlo con arroz blanco, pero este curry queda tan cremoso y espeso que ni le hace falta. Un super plato completo perfecto para comer o para impresionar a tus amigos la próxima vez que vayan a cenar a casa 😉

Logo

Curry verde de espinacas y garbanzos

Preparación : 10 mins
Cocinado: 20 mins
Raciones: 5

Ingredientes

  • 2 botes de garbanzos cocidos
  • 150 gr de espinacas frescas
  • 200 gr de pimientos de colores
  • 2 dientes de ajo
  • 1 trocito de jengibre
  • 1 lata de leche de coco
  • 2 cucharadas de pasta de curry verde
  • Cilantro fresco
  • Cacahuetes tostados
  • Lima
  • Sal y pimienta

Cómo hacerlo

  1. En un olla añade dos dientes de ajo picados y un trozo de jengibre. Rehógalos con un poco de aceite.
  2. Añade la pasta de curry verde y remueve. Cuando empiece a oler, añade las verduras cortadas en trozos ( menos las de hoja) y rehoga unos minutos.
  3. Añade la leche de coco y uno de los botes de garbanzos. Cuando haya espesado un poco, añadir los garbanzos triturados Cantidad al gusto hasta obtener textura deseada.. Deja cocer todo unos minutos, salpimentar.
  4. Servir con cilantro, cacahuetes y unas rodajas de lima.

Notas

Las verduras son orientativas, siempre puedes usar las que tengas en casa. Coliflor, brocoli, calabacín, acelgas, zanahorias... No hace falta que añadas todos los garbanzos triturados, añadir hasta conseguir la textura deseada. Si ha quedado muy espeso, añadir algo de agua o caldo.

No hay comentarios

    Cristina Ferrer, come bien todos los días