Crumble de manzana. Un básico que siempre apetece.

Este crumble de manzana típicamente británico es un postre sencillo que siempre apetece como broche final de una buena comida.

Recetas clásicas que nunca fallan

Compota de manzana, costra de galleta crujiente… creo que está combinación siempre triunfa ¡Este crumble de manzana tan delicioso es bastante sencillo y es genial como postre para rematar una comida de fiesta o un día especial porque si!

Recuerdo que hace años, en el trabajo, hicimos por Navidad un concurso de postres. La tarde antes del concurso, yo aún ni habas elegido la receta. Así que me puse a buscar en google recetas sencillas y rápidas y apareció este crumble. En un rato lo tenía hecho y   triunfo, tanto que gané el concurso ( éramos pocos, tampoco tenía tanto mérito ;))

A lo largo de los años la he vuelto a hacer varias veces, cambiando el relleno, con pera, frutos rojos, ciruelas. Siempre gusta.

Recetas Cristina Ferrer

Rica combinación de texturas

Lo que más me gusta es la combinación de texturas del postre. La suavidad y acidez de la compota de manzana y el dulzor y crujiente de la galleta. Cuando entra en la boca la mezcla es genial.

Simplemente necesitáis hacer una compota de manzana ( para mi con manzana reineta queda excelente) con un poco de azúcar, agua y mantequilla. Cuando esté hecha la dejamos enfriar y hacemos el crumble con harina, mantequilla y azúcar. Ya está, así de simple. A la compota le podemos poner canela, pasas, vainilla ya somatizarla a nuestro gusto. Queda muy rica también.

También podéis hacerlo con la thermomix. En velocidad cuchara tienen una receta genial.

Un plato típicamente británico digno de la reina de Inglaterra. Sencillo y delicioso. Y si lo acompañas de nata montada o helado de vainilla ya lo subes a los cielos.

 

Logo

Crumble de manzana

Preparación: 20 mins
Cocinado: 30 mins
Personas: 6

Ingredientes

  • Para la compota:
  • 6 o 7 manzanas reinetas peladas y cortadas en trozos grandes
  • 80 gr de azúcar
  • 10 gr de azúcar avainillada
  • 70 gr de mantequilla
  • Medio vasito pequeño de agua
  • Para el crumble:
  • 80 gr de mantequilla fría
  • 120 gr de harina
  • 75 gr de azúcar

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 180º
  2. En una cazuela poner los ingredientes de la compota a fuego medio unos 15 minutos. Dejar que se vaya ablandando la manzana y mezclando con los demás ingredientes. La textura ideal es jugosa pero con algún trozo.
  3. Reservar y dejar enfriar en una fuente.
  4. Mezclar todos los ingredientes del crumble hasta obtener una pasta arenosa con migas.
  5. Cubrir la compota con la masa del crumble y hornear unos 30 minutos a 180 º hasta que el crumble esté dorado y crujiente.
  6. Servir acompañado de nata montada o helado de vainilla

Notas

Se puede añadir a la compota canela, pasas, orejones de albaricoque. También quedará delicioso.

No hay comentarios