• Conejo al ajillo

Conejo al ajillo para sorprender estas fiestas

Cuando era pequeña, este conejo al ajillo era el plato de muchos domingos. Mi madre lo acompañaba de unas patatas fritas gorditas y recuerdo que me encantaba.  Al independizarme y comer un poco más de “supervivencia” y pasaron varios años en los que nunca se me ocurría cocinar conejo. Hasta que me empecé a lanzar con esto de la cocina. Al principio me apetecía cocinar cosas más distintas, más exóticas. Pero hubo un momento en el que la cocina tradicional me llamó y empecé a cocinar platos más clásicos. Platos de mis abuelas y de mi infancia.

Sorprende en Navidad

A veces en Navidad no nos salimos del pavo, pollo o pescados y mariscos. Pero hay muchísimos platos para poder darles un toque más festivo y servirlos en nuestras celebraciones.

El conejo al ajillo es un plato sencillo pero puede ser una alternativa saludable y deliciosa a los platos más tradicionales. Acompañados de unas patatas panaderas o dados de patata frita pueden ser un buen plato principal.

Pollo al ajillo

 

Una receta sencilla y rápida

La receta no tiene misterio y sólo usaremos una cazuela, lo que es un punto a favor. Un plato sencillo, rápido y de rechupete. El toque de vino blanco y de tomillo realza mucho el sabor del ajo y del conejo. La combinación es simplemente deliciosa.

¿Te apetece sorprender estas fiestas con esta plato? 

 

Pollo al ajillo

Logo

Conejo al ajillo

Preparación: 15 mins
Cocinado: 25 mins
Personas: 6

Ingredientes

  • 1 conejo troceado de 1,5 kg
  • 10 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta
  • Tomillo fresco
  • Caldo de pollo

Elaboración

  1. En una cazuela ancha y plana añadir aceite de oliva y los ajos pelados y ligeramente aplastados ( para que suelten el sabor). Dejar que se doren. Retirar.
  2. Salpimentar el conejo y freír ligeramente en la cazuela hasta que esté dorado.
  3. Verter el vino y dejar que se evapore el alcohol. Añadir los ajos que habíamos reservado previamente.
  4. Añadir tomillo fresco y dejar cocer unos 25 minutos a fuego medio- bajo. Comprobar que los trozos mas grandes están hechos. si no dejar un poco más tiempo cocinando.
  5. Si es necesario, añadir un poco de caldo de pollo.
  6. Servir con un poco de la salsa.

Notas

Acompañar de patatas fritas o cocidas.

No hay comentarios